Recetas y Anécdotas

domingo, 12 de septiembre de 2010

Fritada de Cabrito (Sábado gastronómico).

Hace algunos días viajé con mis hijos al sur de Tamaulipas a visitar a mis papas con motivo de mi cumpleaños, teníamos la idea de preparar acamayas pero no conseguimos. Estos camarones de río abundaron en la región hace algunos años y ahora son escasos debido al sobre aprovechamiento de la especie por lo que tuvimos que diseñar otro menú y el sábado comenzamos el día almorzando tacos de barbacoa de borrego con salsa de tomate verde.




Para comer, y cerrar el día, preparamos una fritada de cabrito según la receta que mi abuela, Doña Licha, le dicto a mi madre y quedo escrita en la revista en una revista de recetas de comida mexicana.



Se consigue un cabrito tierno que se corta en partes, se salpimientan y enharinan las piezas.


Se doran en manteca de puerco dando vueltas para sellar.




Se ponen a cocer en poca agua hirviente tres dientes de ajo, una o dos hojas de laurel y una rebanada de cebolla.






La sangre se pone a cocer con un poco de caldo, cuando haya hervido  cinco minutos y tome un color café se apaga, se deja enfriar un poco y se licua agregando hierbas de olor como mejorana fresca, tomillo y hierbabuena. Se agrega además un chile ancho seco sin semillas remojado previamente en agua caliente y un tomate rojo asado y sin piel.

Se calienta la cazuela en el fogón de leña, se pone un cuarto de cuchara de manteca de cerdo y se doran un poco, una cebolla cortada en aros y un chile pimiento morrón verde,cortado en tiras; cuando la cebolla está transparente se retira y se reserva.

Se vacía el contenido de la licuadora sobre las rebanadas de pimiento morrón en la manteca bien caliente y se revuelve todo para que sazone , se agregan las piezas de cabrito y se deja hervir diez minutos para que se impregnen bien del sabor. Ya apagado se esparcen encima los aros de cebolla y se sirve.






La lumbre tardó en prender y el cabrito salió tarde pero valió la pena la espera y pudimos disfrutar de este delicioso platillo que se acompañó con sopa de arroz con elote bañada con el caldo de la fritada.


Después de esta comida ya no cenamos, el domingo amanecimos desayunando el recalentado de la barbacoa y regresamos a casa con algunos kilos de más.



BWC3GGX84C3D
Comparte este post:
Share

2 comentarios:

ARAM_CAMPOS dijo...

felicidades !!! Excelente platillo!!!

Anónimo dijo...

Felicidades, me encantó! La receta deliciosa, las fotos de los platillos son muy sugerentes, en las familiares se ve la armonia y el amor fraternal y la forma de explicarlo es sensacional dan ganas de prepararlo ya! Escriban mas por favor salu2

 

Copyright © 2009 El Fogón de Leña, Powered by Blogger

CSS designed by Mohd Huzairy from MentariWorks

Blogger Templates created by Deluxe Templates